Forma del Puff

Si estas pensando en hacerte con un puff me imagino que por tu cabeza se ha pasado la pregunta ¿Cuál escoger? ¿Qué forma es más adecuada para lo que busco?

Es lógico que estas dudas te aborden ya que existen muchas formas diferentes.

Hoy te cuento cuáles son las diferentes formas de puffs que hay y sus particularidades, para que tengas la opción de elegir el que más se adapte a lo que buscas.

Puff Pera Polipiel

Ver en Amazon
PROS
  • Forma de pera – adaptable para incluir respaldo
  • Tamaño XL – más cómodo
  • Material de piel sintética – sencillo de lavar
  • Incluye asa superior – óptimo para desplazarlo con sencillez
CONTRAS
  • No incluye bolsillos laterales – menos completo
  • Precio elevado

Lumaland PUF otomano

Ver en Amazon
PROS
  • Tamaño XXL – 140X180 cm
  • Gran capacidad – hasta 380 litros
CONTRAS
  • Material externo de tela – difícil de limpiar

Lumaland Beanbag

Ver en Amazon
PROS
  • Precio económico
  • Forma redondeada
  • Doble costura – mayor seguridad
CONTRAS
  • Material de tela – se ensucia con facilidad

Formas comunes de Puffs

Estos son los diferentes formas y tamaños de :

MEJOR PUFF PERA

PROS

  • Forma de pera
  • Tamaño XL
  • Material de piel sintética
  • Incluye asa superior

CONTRAS

  • No incluye bolsillos laterales
  • Precio elevado
MEJOR PUFF GIGANTE

PROS

  • Tamaño XXL
  • Gran capacidad

CONTRAS

  • Material externo de tela
MEJOR PUFF XL

PROS

  • Precio económico
  • Forma redondeada
  • Doble costura

CONTRAS

  • Material de tela

Puff pera

Los puffs con forma de pera tienen, como bien indica su nombre, la forma de la fruta. Su forma se debe a que el tejido exterior es más ancho en la base que en la parte superior, lo cual te permite que tengas un asiento cómodo y además respaldo.

Esta forma es ideal para que puedas estar sentado de una manera erguida, sin perder la postura, ya que las perlas de poliestireno expandido de su interior se colocan también sobre la parte trasera y estrecha del puff confiriéndole forma de respaldo.

Puff gigante

Los puffs gigantes suelen tener unas capacidades mucho más elevadas que el resto de puffs. Así, los considero la mejor opción para que puedas descansar, leer, ver la televisión o jugar a videojuegos de forma ergonómica.

Del mismo modo, estos en muchas ocasiones se fabrican con telas duras, como la lona, para que los puedas llevar al exterior y disfrutar de ellos al aire libre.

La capacidad de estos suele ser en torno a los 400-600 litros y las dimensiones de 180×120 cm. Te aconsejo que escojas un puff gigante que tenga costuras reforzadas y una cremallera, para que puedas limpiar el material exterior con más facilidad así como añadir o quitar relleno de su interior para hacerlo más personalizado.

Puff redondo

Los puffs de forma redonda son más sofisticados y de hecho, suelen ser empleados con el fin de aportar elegancia y estética a un espacio. Del mismo modo, estos tienden a tener un tamaño pequeño, como de taburete, por lo que resultan versátiles ya que los vas a poder usar también como mesita para apoyar cosas o bien como reposapies.

Considero que son perfectos para incluir en oficinas, vestidores o dormitorios, ya que su pequeño tamaño y los diseños elegantes son el mejor conjunto para conferir un toque de elegancia a una habitación.

Puff de almacenaje

¿Cansado de no tener espacio para guardar más cosas? ¿De querer tener todo recogido y no saber dónde meter lo que sobra? Los puffs de almacenaje son aquellos que están huecos en su interior. Como norma están tapizados e incluyen una espuma en la tapa, con el fin de que los puedas usar como asiento cómodo mientras que en su interior almacenes cosas.

Te permiten decorar un espacio y mantenerlo recogido, al tener grandes capacidades. Escoge uno que tenga asas laterales para poder desplazarlo sin tener que arrastrarlo por el suelo.

Puff grande

Este tipo de puffs tienen una forma que viene dada por su tamaño XL. Son perfectos para que los puedan emplear adultos y descansar sobre ellos relajadamente. Su tamaño grande junto con su relleno van a conseguir que aunque te pases horas sobre él no tengas dolores de espalda posteriores.

Si tienes una empresa y quieres darle un toque de comodidad e informalidad, piensa en escoger un puff grande personalizado con tu logo o con el nombre del negocio para que tus clientes esperen mientras los atiendes.

Su capacidad es de unos 300 litros.

Puff baúl

Los puffs con forma de baúl son aquellos rígidos, que en muchas ocasiones tienen forma cuadrada o bien rectangular y en los que vas a poder guardar cosas en su interior. En la mayoría de los casos, están tapizados y tienen una espuma amortiguante para que los puedas usar como asiento al mismo tiempo.

Verás que en muchas ocasiones son como pequeños taburetes con patas. En el caso de que escojas uno así, fíjate en que tenga antideslizante o tacos de silicona, para que al desplazarlo no arañes el suelo.

Puff pelota

Como indica su nombre, los puff de pelota son aquellos que tienen forma esférica y que en muchas ocasiones van acompañados de diseños de pelotas deportivas. Son perfectos para decorar habitaciones infantiles y juveniles, y además conseguirás que tus hijos dejen de subirse a los sofás u otros muebles de tu casa sin riesgo.

Como norma tienden a ir rematados con doble costura, para evitar así roturas si los niños juegan sobre ellos. Asimismo, se diseñan con tejidos sencillos de lavar para evitar complicaciones si se ensucian.

La capacidad de estos puffs suele rondar entre los 60-100 litros, ya que en su mayoría son de tamaño no demasiado grande para que los puedan emplear niños.

Puff sofá

Este tipo de puffs se han diseñado con el fin de ser lo más similares posibles a un sofá. La gran diferencia enrte un puff tipo sofá y un sofá es el relleno, ya que el del puff que tiende a ser relleno de perlas de poliestireno es más ergonómico puesto que se adapta a tu forma del cuerpo.

En ocasiones, el diseño de estos puffs tiende a ser adaptable al de los sofás. Me parecen la mejor opción para emplear en el exterior en bancos o sillones de jardín.

En los interiores conseguirás un aire de informalidad que va a romper con el resto de la estética de tus estancias.

Puff cama

Los puffs con forma de cama son aquellos que funcionan como la tradicional cama plegable, sin embargo tienen más utilidades. En la mayoría de los casos, cuando están recogidos los vas a poder usar también como asiento o taburete, lo que les da mucho juego.

En consecuencia, los puedes usar cuando tengas invitados en tu casa y almacenar en el momento en el que no los vayas a emplear.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Claudia Puffer
Claudia Puffer
Entusiasta del DIY y puffer compulsiva